lunes, junio 29, 2009

Humildad

Cuanto tiempo sin escribir, y cuantas cosas han pasado, lecciones de humildad, lecciones en las que uno aprende lo vulnerable que somos y que las cosas materiales son solo eso, te aferras tanto a lo que tienes que a veces es necesario que pasen ciertas cosas como recibiendo un par de bofetadas y te des cuenta que hay cosas mas importantes en esta vida.
El año pasado después de estar pagando renta por fin me dieron el crédito para mi casita, ilusionado traslade todas mis cosas con las que trabajo, la acondicione lo mejor que pude, tratando de que quedara lo mas segura posible, debido a que las cosas con las que contaba eran mi fuente de ingresos, mi equipo de serigrafía, mi equipo de computo y todo lo que requiero para desempeñar mi oficio; fue un duro golpe llegar un día y encontrar la puerta rota y la casa vacía, de la noche a la mañana me había quedado sin nada, hasta algo de ropa que tenia aun empacada, coraje, impotencia, y un sentimiento de querer partir madres a no se quien, sobre todo al ir a levantarla denuncia y ver que no te hacen caso, darte cuenta que no había manera de recuperar mis cosas que había hecho con mucho sacrificio después de años de trabajo, en un abrir y cerrar de ojos ya no tenia nada... Después de un mes, aun no me recuperaba del incidente, volvieron a entrar, esta vez habían tumbado una ventana con todo y protectores, ahora se llevaron lo que quedaba de ropa, pero ya no me enoje, solo respire y me dio risa, me senté afuera de la casa y llore. Y platique con Dios como cuando era niño, le pedí perdón por mi ausencia, y le di gracias por hacerme el favor de no encontrar a nadie dentro de mi casa en las dos ocasiones, por que de haberme encontrado con estas personas no se que hubiese pasado. Gracias a este hecho me di cuenta que tengo muchisima gente que me aprecia y que siempre están para darme la mano, gente que ni siquiera sabia que podía contar con ellas. Después de eso y tal vez por el coraje, la mortificación, etc... Me dio una crisis severa de colitis, he bajado doce kilos de peso, pero me recupero, hoy me doy cuenta lo vulnerable que somos, que la vida te puede cambiar en un dos por tres, sin embargo lo ultimo que muere es la esperanza.

3 comentarios:

Ángel dijo...

Regresando los saludos que dejaste en mi blog, espero y pronto vuelvas a escribir, me quede enganchada con algunos de tus cuentos, muy buenos. Que tengas una gran semana :D

Àngello dijo...

hola compadre, sii, caray, eso de que te roben da un chingo de coraje. por cierto, creo que es la primera vez que comento en tu blog.

pero bueno, si te interesa, hace rato hize limpieza en mi garage(asi se escribe?) y saque una pantalla de serigrafia de 50 X 40, otra de 40 X 40, y un racero de aluminio de 30 cms. gratis para ti, nomas dime donde lo mando y tu pagas los gastos de envio.


me gusta como escribes, porque generalmente leo blogs que hablan de la vida,y de cosas interesantes saludos pues compadre desde monterrey.

el mismisimo Angello.

fco dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.