lunes, agosto 09, 2010

Una mañana


Estuve trabajando hasta muy tarde, casi amanecía cuando termine y al irme a la cama no tenia nada de sueño.
Cuando el despertador sonó sentí como si apenas hubiera dado un parpadeo, solo estire la mano para ponerle pausa, seguí acostado hasta que escuche el despertador Localesni el agua fría de la regadera me despertaba, me quede dormido parado con el chorro de agua cayendo sobre mi cuerpo; cuando salí de bañarme y vi el reloj fue cuando reaccione, si no me apuraba llegaría tarde a la oficina, me vestí con rapidez y aun abotonando mi camisa salí a la calle, ahora a tomar el camión, mi carro esta en el taller así que me caga ir en un camión lleno, y no es mamonencia, me dan ataques de ansiedad, sudo en exceso y me dan ganas de arrancar corriendo o soltar putazos a mi alrededor
hasta que me dejen espacio, en ocasiones me imagino sacando mi cúter y tirando tazajadas a la gente a mi alrededor y la sangre chisiporroteando por todas partes, correr por el pasillo y cortarle los dedos de uñas largas al pinche chofer... luego reacciono y mejor me bajo, en ocasiones vomito. De buenas que el camión no venía muy lleno, relax...relax, me repetía mientras me ponía mis audifonos al sentarme.
Bob Dylan, Norha Jones, Susan Vega... uno a uno fueron tranquilizando mi mañana. Abrí los ojos justo al faltar tres cuadras para bajar, vi el reloj y me di cuenta que si corría llegaría mas rápido que en el maldito camión, me baje e inicie mi carrera, el corazón lo sentía en mis oídos, tum tum, tum tum, tum tum! puta me estallaba el pecho, sudaba copiosamente, opte por caminar a paso veloz, entre corriendo directo al reloj checador, el vigilante me dijo "ya llego tarde cinco minutos joven!", me recargue en el reloj y respire profundo, me di la vuelta y salí, el guardia se me quedó viendo, "que no va a entrar? namas justifica la llegada tarde!"
Pos si voy a llegar tarde no va a ser por cinco minutos, al rato regreso! Salí de nuevo a la calle; si tenía que poner cara de baqueta pa justificar mi llegada tarde, llegaría tarde de verdad, caminé mas relajadito y me fui a los tacos de vapor, despues camine un poco por el centro, vi abrir los negocios, veía el subir cortinas, el tirar agua, trapear los locales, como si fuera parte de un vídeo y con la música de mis audifonos el fondo musical del mismo.
Transcurrió el tiempo muy rápido, sin importar el calor que se empezaba a sentir se me antojo un café del Seven, al entrar el clima helado del lugar me hizo sentir escalofrío, chingón así disfrutaría mas mi cafecito, compre también unas galletas de chocolate y a disfrutarlo rico, me puse a mirar por la ventana mientras daba traguitos , veía a la gente caminar con prisa, algunos ya sudando y yo con mi café humeante, la música en mis oídos recorriendo mi interior, el liquido bendito se fue agotando, como la pila de mi ipod, di el ultimo trago alargandolo, deseando que nunca terminara pero la responsabilidad me llamaba. Tiré el vaso y el empaque de las galletas en la basura y con tristeza los vi undirse en el bote, ahí se fue mi mañana de libertad. Llegué de lo mas relajado a mi trabajo, directo con la persona indicada para explicarle mi llegada tarde, estaba decidido a decirle que si me rebajaban el día me regresaría a mi casa, no fue necesario pelear, ni de dar explicaciones, por lo visto era mi día, me dio el formato justificante firmado y con una sonrisa me dijo " No te preocupes, con este trafico endemoniado y las calles destruidas ni como
llegar temprano" solo atine a decir: si verdad?. Me di la vuelta y me fui a sentar a mi lugar, no cabía duda, el universo confabulaba a mi favor.

6 comentarios:

Micky dijo...

Me hiciste recodar cuando estaba yo en Mexico en el corre, corre y los ricos desayunos callejeros.

A poco por cinco pinches minutos te la hacen de tos, no les dan tolerancia?

Ángel dijo...

Y te asombraste de mi musica de tienda departamental?, que flojera no tener tolerancia con la hora de entrada, al fin cada quien sabe sus responsabilidades en el trabajo. Pero bueno cada empresa tiene sus politicas y si uno firma el pacto con el diablillo hay que atenerse a las consecuencias.

:D Feliz horrible martes

NN dijo...

a se me antojo ese cafecito mañanero...
saludos ¡

wwwoctejedordesuenos.blogspot.com dijo...

Si es verdad es solo una canción! Tienes toda la razón!

Anónimo dijo...

?

EL CUTY dijo...

Huy compadre si yo te contara tantas aventuras en Monterrey, recuerdo agarrar seguido el pedo toda la noche hasta amanecer y luego ir a desayunar pero antes detenerme en el mercado Juárez a echarme unos jugos naturales, de naranja, zanahoria, berros, nopalitos y mas chingaderas, nombre pura vida, hasta que no llegaba un pinche transito a decirme que moviera la camioneta porque la estacionaba en pleno Juárez frente al mercado valiéndome madre todo ja ja ja ja bueno eran las seis de la mañana, casi no había nadie, nomás pasaban las patrullas de vez en cuando... con su clásico: haber joven, oríllese a la orilla ja ja ja ja.

Un saludo carnalito.