miércoles, septiembre 01, 2010

El Laberinto de la Soledad. Octavio Paz


Lo chingón de los buenos libros es que puedes volver a ellos una y otra vez, leerlos, releerlos atraves de tu vida, es sorprendente como cada vez que lo lees
encuentras nuevos matices como si fuera la primera vez que lo lees. Desempolve mi viejo librito del maestrazo de maestros, Octavio Paz, parece mentira, fue escrito en los cincuentas, sin embargo parece tan actual.
Si les cuento como lo obtuve tendría que escribir otro post al respecto...ah...(esto es una expresión que significa suspiro con nostalgía =P )

Este solo es un Fragmento que deseo compartir.


La Dialectica de la Soledad ( El Laberinto de la Soledad, Octavio Paz )

...En nuestro mundo el amor es una experiencia casi inaccesible. Todo se opone a él: moral, clases, leyes, razas y los mismos enamorados.
La mujer siempre ha sido para el hombre "lo otro", su contrario y complemento.
Si una parte de nuestro ser anhela fundirse a ella, otra, no menos imperiosamente, la aparta y excluye. La mujer es un objeto, alternativamente precioso o nocivo, mas siempre diferente.
Al convertirla en objeto, en ser aparte y al someterla a todas las deformaciones que su interés, su vanidad, su angustia y su mismo amor le dictan, el hombre la convierte en instrumento. Medio para obtener el conocimiento y el placer, vía para alcanzar la supervivencia, la mujer es ídolo, diosa, madre, hechicera o musa, según muestra Simone de Beauvoir, pero jamás puede ser ella misma. De ahí que nuestras relaciones eróticas estén viciadas en su origen, manchadas en su raíz.
Entre la mujer y nosotros se interpone un fantasma: el de su imagen, el de la imagen que nosotros nos hacemos de ella y con la que ella se reviste. Ni siquiera podemos tocarla como carne que se ignora a sí misma, pues entre nosotros y ella se desliza esa visión dócil y servil de un cuerpo que se entrega.
Y a la mujer le ocurre lo mismo: no se siente ni se concibe sino como objeto, como "otro". Nunca es dueña de sí. Su ser se escinde entre lo que es realmente y la imagen que ella se hace de sí.Una imagen que le ha sido dictada por familia, clase, escuela, amigas, religión y amante.
Su feminidad jamás se expresa, porque se manifiesta a través de formas inventadas por el hombre.
El amor no es un acto natural. Es algo humano y, por definición, lo más humano, es decir, una crea-ción,
algo que nosotros hemos hecho y que no se da en la naturaleza. Algo que hemos hecho, que hacemos todos los días y que todos los días deshacemos.
No son éstos los únicos obstáculos que se interponen entre el amor y nosotros. El amor es elección. Libre elección,acaso, de nuestra fatalidad, súbito descubrimiento de la parte más secreta y fatal de nuestro ser.
Pero la elección amorosa es imposible en nuestra sociedad. Ya Bretón decía en uno de sus libros más hermosos
—El loco amor— que dos prohibiciones impedían, desde su naci-miento, la elección amorosa:
la interdicción social y la idea cristiana del pecado. Para realizarse, el amor necesita quebrantar la ley del mundo.
En nuestro tiempo el amor es escándalo y desorden, transgresión: el de dos astros que rompen la fatalidad de sus órbitas y se encuentran en la mitad del espacio. La concepción romántica del amor, que implica ruptura y catástrofe, es la única que conocemos porque todo en la sociedad impide que el amor sea libre elección.
La mujer vive presa en la imagen que la sociedad masculina le impone; por lo tanto, sólo puede elegir rompiendo consigo misma.
"El amor la ha transformado, la ha hecho otra persona", suelen decir de las enamoradas. Y es verdad: el amor hace otra a la mujer,
pues si se atreve a amar, a elegir, si se atreve a ser ella misma, debe romper esa imagen con que el mundo encarcela su ser.

10 comentarios:

www.octejedordesuenos.blogspot.com dijo...

Interesante, creo que el "Amor" varía conforme el grado de compromiso de una relación.Una persona demuestra su amor con sus acciones, cuando trata con cariño y respeto, cuando te mira directo a tus ojos y a través de ellos puedes ver tú alma y su mirada refleja inocencia,cuando se interesa por tu vida, cuando busca alternativas para un crecimiento mutuo, cuando sueña junto contigo,cuando perdona,cuando comprende,cuando se coloca en tu lugar,y la ausencia puede aumentar el tamaño del amor q parecía infinito, y lo que lo torna grande es la sensibilidad.............

PAKITO dijo...

ORALE...BELLO CONCEPTO

Agnes Milk dijo...

tiene razón Pakito, tengo ganas de ir a sacar ese libro del polvo, hay que volver a leerlo

Agnes Milk dijo...

tiene razón Pakito, tengo ganas de ir a sacar ese libro del polvo, hay que volver a leerlo

Agnes Milk dijo...

tiene razón Pakito, tengo ganas de ir a sacar ese libro del polvo, hay que volver a leerlo

pakito dijo...

Pos yo lo tengo en papel y tambn recien lo descargue, lo tengo en ebook, si lo quieres mandame un mail y te lo adjunto Ok!
saludos

Anónimo dijo...

Y como le hago para voler a vivir, ya se me olvido, he vivido para todos menos para mi, ahora lo entiendo y luego .............

pakito dijo...

Para Anonimo:
Podemos vivir para todos, sinembargo nunca sobre nuestro bienestar propio, primero estamos nosotros y despues los demas, bueno al menos esa es mi humilde opinión, tampoco tengo la verdad absoluta. Hay personas que son super felices dandose al 100, la idea es sentirse bien consigo mismo.
Saludos

Anónimo dijo...

ok vivamos dandonos al 100, besos

Anónimo dijo...

El AMOR abarca una gran cantidad de sentimientos diferentes, desde el deseo pasional y de intimidad del amor romántico hasta la proximidad emocional asexual del amor familiar y el amor platónico.

Es ironico cuando uno se prepara para el amor el único impedimento es el TIEMPO