sábado, octubre 02, 2010

2 de Octubre No Se Ovida

¿ Donde quedó ese espíritu rebelde? Donde están esas ganas de cambiar el mundo?
El 2 de Octubre fue un parteaguas en la historia de México. Después de ese día nos volvimos putitos con miedo, incapaces de salir a la calle a manifestarnos. Me cuenta mi hermano que en esa época que cuando los obreros tenían un pedo en la fabrica acudian a las prepas, a las universidades a pedir apoyo a los estudiantes, e inmediatamente los estudiantes, ahí en el patio se ponían a organizar a la raza que estuviera dispuesta a participar ya sea en una marcha, en botear(esto era pedir con un bote en los camiones y semáforos) juntar dinero para armar despensas para los obreros en huelga ya que como no recibirían sueldo los obreros corrían el riesgo de que desistieran de la huelga por no tener que comer en su casa, así lo estudiantes les alivianaban con eso. Al ver que la huelga se extendía hacia las organizaciones estudiantiles, el gobierno, la iniciativa privada etc, cedían a las peticiones. Yo solo viví lo ultimo de estos movimientos; en mi barrio un sector del mismo se llama "Mártires de Tlatelolco", una calle se llama "2 de octubre" el sector donde vivo nació de movimientos como este, aquí existían los Domingos Rojos, los cuales consistían en que todos los que aquí habitaban tenían que participar en un servicio a la comunidad, así se construyo una escuela, entre pura gente del barrio, se emparejaba una calle, se levantaba alguna barda para la casa de algún compañero, se le ayudaba a poner el techo o a tapar los hoyos en el cartón, se hacían juntas para ver como mejorar las cosas, también dicen que si ponías que vivías en este sector en alguna solicitud para pedir trabajo, normalmente eras rechazado ya que te consideraban rojillo, había que poner la dirección de algún familiar que no viviera en el sector.
En la actualidad si alguien nos habla de ir a alguna marcha, de exigir lo que nos corresponde, de unirnos a un proyecto de vecinos para mejorar nuestro barrio etc. ¿Que decimos? Que gueva, No mames pinches revoltosos, Naa pa que ni van a lograr nada, Achinga a mi que, pinches mugrosos que se pongan a jalar. Nos han castrado, nos han lavado el cerebro, cualquier acto de inconformidad es tomado como rebeldía pendeja, en el trabajo si no estas de acuerdo y en una junta se te ocurre exponerlo, cuidado por que vendrán las represalias, sutiles pero al fin represalias.
Mejor dejamos que todo pase y se arregle solo, que salgan otros a las calles, que exijan mis vecinos como quiera me beneficio yo.
Por los caídos el 2 de Octubre, por los que aun no bajan bandera y siguen en pie de lucha por el ideal de un mundo mejor. Con el puño arriba y la esperanza en el corazón. Que el primerisimo ilumine su sendero siempre.

3 comentarios:

Micky dijo...

Yo vivia en Tlatelolco cuando eso paso, estaba chiquita, pero me acuerdo que nos decian que ni nos asomaramos a la ventana, me acuero que todos los vecinos estaba bien preocupados y todos con la TV prendida y podias oir los balazos y los helicopteros.

Y si tienes razon, nos quejamos pero tampoco hacemos nada para hacer el cambio.

Àngello dijo...

cuando estaba en la Logia, eramos muy reaccionarios y nunca nos olvidamos de celebrar un 2 de octubre, pero esos eran tiempos de estudiante, ya cuando salimos de la carrera nos dimos cuenta(mis amigos y yo) que el ser reaccionario no pagaba las chevez, ni la gasolina del carro, ni la luz, ni bla, bla, bla.

mi punto es que de alguna manera la economia(y la necesidad de ganar dinero), aletargo la conciencia de muchas personas de esa generacion, y pues solo quedo en recuerdos.

Ángel dijo...

Como hemos cambiado, antes en mi expediente me calificaban como conflictiva por exigir lo que era mi derecho y hoy.. el silencio es mi compañero, y asi queremos cambiar el mundo, solo con palabras y sin echos.