Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2018

Del amor en tiempos de megas, balas y otras mamadas

Imagen
La amaba con todos sus megas.
El monitor de 21 pulgadas se iluminaba cada noche con la imagen de sus videollamadas.

Largas conversaciones y noches muy cortas consumían sus datos, porque el la amaba. Así con todos sus megas. Con los dieciséis en ram de su corazón que volaba al iniciar sesión en Skype.

Formatear su corazón no fue suficiente para borrarla. La partición, es ocupada totalmente por su recuerdo.

Días de Webaregia y un poco de magia en las calles.

Imagen
El día de por si pintaba raro. Tarde de inicio de año, pero con un sol bastante picoso. De esos en los que si estas en la sombra te da frío y si estas en el sol te quema cabrón. Aún tenía un par de días libres, por lo tanto no me apuraba demasiado levantarme tarde. Había decidido no ponerme horarios en estos pocos días de “libertad”. Dormir y levantarme cuando se me diera mi santa y rechingada gana. Desafortunadamente los días me resultaron demasiado cortos; apenas despertaba y unas cuantas horas después oscurecía.
Pasaron varios días para decidir salir de mi cueva. Las necesidades humanas. Ya saben, comprar provisiones, salir a la lavandería, realizar algún tramite bancario que en tu días laborales pospones por falta de tiempo. En fin. Tuve que robar un poco de tiempo a mi webaregia, convivir con el mundo con el que pocas ganas tenía de hacerlo. Afortunadamente hay perros callejeros que enriquecen estos paisajes invernales semidesérticos. Terminé mis pendientes a pesar de que todo el d…